HERIDAS DE GUERRA

Tras una primera semana de Tour de Francia, con caídas diversas y abandonos sonados, una maniobra temeraria por parte de un coche de la televisión francesa acabó en un insólito accidente, con el español Juan Antonio Flecha besando el asfalto y el holandés Johnny Hoogerland volando contra una alambrada. El accidente no sacó a Hoogerland de la carrera y pudo llegar quince minutos después del pelotón.
La foto de la pierna lacerada por el alambre viene a confirmar que más allá del los escándalos, el ciclismo es un deporte de héroes y mártires sufridores.
Pincha en la imagen para ampliar

1 COMENTARIOS:

JOELEVIL dijo...

Dedicado a David Baños Aristimuño... ;)

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario: